Nuestra Historia

Hablar hoy de aceite de oliva es sinónimo de beneficio para el cuerpo. Desde los sabios de la medicina antigua, caso de Hipócrates, el consumo del aceite virgen extra se debe de asociar a la salud. Por eso “VALLE DEL ARCIPRESTE” nace con la vocación de un aceite limpio, puro y esencialmente saludable. Ese arraigo en la historia de unos olivos en muchos casos milenarios, de una propiedad que se enclava en la línea genealógica de Gonzalo Fernández de Córdova, “El Gran Capitán” y en el amor a la naturaleza.
Por ello todo es ecológico en este aceite de oliva virgen extra. La gran aliada de este proyecto madurado durante años es la autóctona variedad cornicabra, verdadera reina de los Montes de Toledo.
Dejar que caiga suavemente sobre un pan matutino o el aliño de una ensalada de huerta, permite escuchar el rumor tranquilo de los olivos viejos.
contacto

Para cualquier consulta, envíe un correo electrónico

pedidos@valledelarciprest.com